La rica variedad de posturas sexuales es un bien exclusivo del ser humano. Casi todos los animales hacen el sexo en la misma postura —que varía sólo un poco en función de la especie. El ser humano, en cambio, se caracteriza por el refinamiento sexual, del cual forman parte las variadas posiciones para hacer el sexo. En especial la sexualidad oriental incorpora una gran cantidad y diversidad de posturas sexuales. Las posiciones sexuales son un signo de la evolución humana. Los estudiosos consideran que aprender a hacer el sexo en posición frontal fue un paso decisivo en la evolución de la especie humana.

Las posturas sexuales y la adoración sexual de la mujer

Cada postura sexual suele tomar su nombre a partir de la posición en que se encuentre la mujer. Esto está en armonía con el hecho de que la sexualidad sagrada fluye como una adoración de lo femenino. En general en la sexualidad tántrica, el foco de atención sexual es la mujer, en línea con el ancestral culto sexual a la Diosa —culto sexual que probablemente cuente con unos cinco milenios de existencia.

La mujer debe ser considerada una Diosa a la que se adora a través del acto sexual: la oración que se le dirige a la Diosa se compone del gozo sexual que se genera trabajando con el pene dentro de su vagina, y a cambio se recibe, como don, la entrega total de la Diosa a través de su gozo sexual y de sus poderosos orgasmos descargados sobre el pene y en el cuerpo del hombre.

De esta devoción sexual por la mujer, se deriva el hecho de que las posiciones sexuales tradicionales se suelan nombrar y describir tomando en cuenta la postura en la que ella se encuentre en relación con el cuerpo del hombre: ella es el foco de atención sexual y su cuerpo da referencia y nombre a las posiciones.

Los manuales de Kama Shastra —al estilo del Kama Sutra o el Ananga Rangano son propiamente escrituras tántricas, aunque de un modo u otro beben de la tradición tántrica. El Kama Shastra se puso de moda en Occidente en gran medida debido al auge de las posturas sexuales como método para superar el aburrimiento sexual.

Sin embargo hay que decir que el verdadero enfoque tántrico de las posturas para hacer el sexo responde a un motivo más profundo y espiritual, que es la combinación del Hatha Yoga con el acto sexual. Creer que las posturas sexuales tienen una importancia en sí mismas, es estar desencaminado.

Partiendo de estos presupuestos, hablemos de los 5 grupos de posiciones sexuales tradicionales según el enfoque del Kama Shastra. Son los siguientes:

­

Primer grupo de posturas sexuales

La mujer está bocarriba, recostada sobre su espalda, ya sea sobre la base o sobre almohadas o cojines. Aquí, dentro de este grupo, se incluyen las variantes de la posición del misionero, que ha sido realmente la básica en cualquier civilización, por su comodidad, porque armoniza lo femenino y lo masculino según su naturaleza, y porque abre muchas posibilidades que pronto veremos, tanto en el sentido de los variados ángulos de penetración, como porque muchas veces deja los brazos y manos libres para muchos tipos de estimulaciones.

El Ananga Ranga —manual erótico hindú de la misma tradición que el Kama Sutra— no duda en decir que este primer grupo es el principal. Resulta importante que el hombre, aunque se encuentre encima de la mujer, en ningún momento deje caer el peso de su cuerpo sobre ella. Él, para no aplastarla a ella, aunque ya haya penetrado a la vagina, debe mantener el peso de su cuerpo sobre sus piernas, rodillas, brazos, codos o manos.

Segundo grupo de posturas sexuales

La mujer se encuentra recostada sobre uno de los lados de su cuerpo. Si la mujer está de espaldas al hombre, entonces se trata de la llamada posición de la cuchara, útil tanto para la penetración vaginal como para la anal. En cambio, cuando la mujer está frente al hombre, para que él logre penetrarla ella deberá colocar la pierna de arriba por encima del cuerpo de él.

­

Tercer grupo de posturas sexuales

La mujer está sentada. A este grupo pertenece la famosa posición que el budismo tántrico llama Yab-Yum: el hombre se sienta con las piernas cruzadas y el pene vertical, y sienta a la mujer sobre sus piernas, sujetándola por la espalda. En esta postura será la mujer quien tenga mayor libertad de movimiento, aunque el hombre también podría hallar el modo de moverse.

Otra posible posición dentro de este tercer grupo, consiste precisamente en que el hombre no cruce las piernas sino que las mantenga abiertas, para poder mover sus caderas durante la penetración.

­

Cuarto grupo de posturas sexuales

La mujer está de pie. Este grupo de posiciones no es el más acostumbrado, debido a que estar de pie gasta más energía que estar acostados o sentados. Pero no es imposible llevarlas a la práctica. A veces las posiciones que componen este grupo se usan sólo durante los preliminares sexuales y no durante el acto sexual mismo. Vemos que en este grupo de posiciones en que la mujer está de pie y de frente al hombre, es bastante difícil de lograr la penetración.

En cualquier caso, según la posición, para hacer posible la penetración frontal ella tiene que elevar bastante la pelvis, o sentarse sobre un soporte elevado, como una banqueta o mueble por el estilo, o levantar una pierna y colocarla sobre el antebrazo de él, o que él se la sujete, o que él la cargue, o que incluso ella se ponga de cabeza, piernas arriba —todo lo cual requiere gastar demasiada energía para ocuparse de no perder el equilibrio, incluso si la mujer se recuesta a la pared. A pesar de todas estas desventajas, puede ser que alguien disfrute de la posiciones de este grupo.

Quizá lo más conveniente sea que la mujer se ponga de espaldas, apoye sus manos en una pared o algo así, y alce un poco las nalgas —lo cual hace que esta posición sea la preferida por algunas parejas en el baño.

­

Quinto grupo de posturas sexuales

La mujer está bocabajo, ya sea apoyada sobre sus manos y rodillas, o acostada sobre su abdomen o sus pechos. Es lo que, según la frase latina, se conoce como coito a tergo —en latín, tergum significa ‘espalda’—, o sea, coito en que la mujer está de espaldas al hombre, no de lado sino en decúbito prono.

Dentro de este grupo se encuentra la famosa posición del perrito, en la cual la mujer se apoya en sus manos y sus rodillas, ofreciendo sus bienes al hombre, quien se encuentra de rodillas frente a las voluptuosas nalgas y la vulva de ella.

­

Las posturas sexuales son útiles, pero no son lo principal

En conclusión, las posiciones sexuales son algo útil, pero secundario con respecto al acto sexual en sí mismo. No son las posiciones sexuales, sino el nivel de satisfacción de la mujer, lo que realmente da la medida del éxito del acto sexual. Cuando el hombre experimente eso, no le quedarán dudas al respecto, ni quedarán en su vida rastros de machismo o egoísmo con respecto a la mujer. Sólo cuando el hombre todavía no es un gran amante, puede creer que su propia satisfacción sexual está primero que la de la mujer, y es que él puede proponerse impresionarla a ella con posiciones sexuales variadas o exóticas.

Es importante, a la hora de elegir la postura sexual, no empezar por alguna en la que la mujer sea la activa. Empezar el acto sexual con una posición en la que la mujer sea la activa, es probablemente dar un paso en falso. La mujer no está lista para el sexo desde el inicio, y quizá ella tenga que forzar o fingir el placer, o moverse sin sentido del movimiento. Esto traerá aparejada una mayor probabilidad de llegar a la eyaculación más pronto y con menos control. Para que la mujer pueda ser activa en el sexo, el hombre debe aprender a controlar su eyaculación.

Amplía este tema y enriquece tu vida sexual leyendo nuestros ebooks:

  • ¡Oferta!

    10 ejercicios para aprender a controlar la eyaculación

    El precio original era: $82.41.El precio actual es: $41.20.
    • USD: 11.00$
    • EUR: € 10.18
    • GBP: £8.66
    • MXN: $186.64
    • ARS: $9,823.00
    • CLP: $9,999.88
    • COP: $42,226.25
    • UYU: $424.08
    • BOB: $75.46
    • BRL: $57.26
    • CRC: $5,669.07
    • CUP: $264.00
    • DOP: $646.69
    • GTQ: $85.44
    • HNL: $271.26
    • NIO: $402.87
    • PAB: $11.00
    • PYG: $82,832.86
    • SVC: $96.25
    • VES: $400.63
  • ¡Oferta!

    Orgasmos múltiples: Una lluvia de estrellas

    El precio original era: $56.19.El precio actual es: $37.46.
    • USD: 10.00$
    • EUR: € 9.25
    • GBP: £7.87
    • MXN: $169.68
    • ARS: $8,930.00
    • CLP: $9,090.80
    • COP: $38,387.50
    • UYU: $385.53
    • BOB: $68.60
    • BRL: $52.05
    • CRC: $5,153.70
    • CUP: $240.00
    • DOP: $587.90
    • GTQ: $77.67
    • HNL: $246.60
    • NIO: $366.24
    • PAB: $10.00
    • PYG: $75,302.60
    • SVC: $87.50
    • VES: $364.21