Un Masaje Vaginal siempre es muy útil, además de delicioso y liberador. Trae muchos beneficios para la mujer y para el hombre: la vagina se vuelve más sensible, receptiva y abierta porque se libera de tensiones, el fondo vaginal empieza a ser más accesible para el pene gracias a que las paredes cercanas al útero no están rígidas, el orgasmo se vuelve más fácil de alcanzar en todos los niveles del sexo femenino (desde el nivel del clítoris hasta el nivel uterino), y la experiencia multiorgásmica empieza a ir más allá de ser una vivencia genital y alcanza al corazón y a los sentimientos de la mujer y de la pareja.

Por qué lo llamamos Masaje Vaginal

Masaje vaginal es sólo una manera de llamar a este ejercicio, ya que en realidad favorece no sólo la sensibilidad de la vagina sino además la del pene. Por eso en otros artículos hemos llamado Masaje Genital a este excelente ejercicio. En el caso del hombre, que él le realice este masaje vaginal a la mujer, también le ayuda a él a aprender a tener control sobre la eyaculación y sobre la erección, y a convertirse en un explorador nato de los deseos de la vagina, para deleitarla y satisfacerla a fondo. El masaje vaginal es sin dudas un ejercicio sexual muy completo, y se lo recomendamos a todos.

Los diversos ejercicios para aprender a controlar la eyaculación que hemos orientado para el hombre, constituyen la base de un camino para que él logre superar su eyaculación automática, y logre hacer el amor profundamente con la mujer. Pero hay que decir que el masaje vaginal que recomendamos en este artículo va un paso más allá, y convierte el Amor Sexual en un camino de evolución y amor para la pareja.

(Ver nuestro ebook 10 ejercicios para aprender a controlar la eyaculación, y en este sitio ver la sección Aprendiendo a controlar la eyaculación.)

Sexo tántrico y placer sexual_Pareja amorosa en la cama con las narices unidas

­

Las tensiones genitales y el Masaje Vaginal

Si los genitales no son liberados de las tensiones que habitualmente acumulan debido al sexo mal hecho, el hombre y la mujer no serán capaces de experimentar todas las sensaciones del placer y el amor —a pesar de que él gane control sobre su eyaculación. Las tensiones les restan sensibilidad a los genitales, y reducen la capacidad de comunicación entre la vagina y el pene.

Incluso si la pareja, gracias al nuevo modo de hacer el amor, alcanza intensas sensaciones  sexuales y poderosos orgasmos, llegará un momento en que ellos sentirán que el placer, por muy intenso que sea, se mantiene todavía en un plano superficial, y que necesitan abrir un camino profundo para ir más allá, al placer amoroso y no solamente sexual, al placer que los haga sentirse realmente unidos en la vida. Ese camino profundo es el Masaje Vaginal o Genital.

masaje vaginal

­

Cómo hacer el Masaje Vaginal

Algunas veces las parejas —ya cuando ha pasado el tiempo, y el amor espontáneo del inicio se ha disipado entre ellos— se preguntan: «¿Qué nos pasa que ya no somos los mismos del principio?» O se dicen: «¿Por qué aunque trato, no puedo amarte, no encuentro el amor dentro de mí?» Lo que les pasa es que el sexo habitual ha vuelto poco sensibles sus genitales, y eso es sinónimo de tener poca conciencia del amor y poca o ninguna capacidad de amar.

Esta pérdida de la sensibilidad genital por efecto del sexo mal practicado, es normal y nos pasa a todos sin excepción. La rutina ha hecho crecer la distancia entre los amantes, y el ego se ha afianzado entre ellos y los ha separado. Sin embargo, si la pareja desde ahora comienza a hacer el Masaje Vaginal que aquí indicaremos, poco a poco se restaurará su amor, y ellos podrán amarse tanto como al inicio, y mucho más.

Ir perdiendo cada vez más el amor inicial es el camino normal por el que transita casi toda pareja de la actualidad —llegue a separarse o no. Esto es tan frecuente, que hasta pudiera parecer que perder el amor es lo natural. Pero no es lo natural. Lo natural es conservar el amor, y para eso la pareja no sólo deberá aprender a hacer bien el amor, sino que además deberá aprender a remediar los efectos de no haberlo hecho bien en el pasado. Para eso es el siguiente Masaje Vaginal:

La mujer se recuesta y se mantiene completamente inactiva, abierta y atenta. El hombre penetra suave y atentamente la vagina hasta donde pueda sin forzarla, y permanece un momento en reposo. Luego con la cabeza del pene va abriendo la vagina, la va estirando, masajeando, oxigenando, suavizando y sensibilizando su carne, buscando su fondo. Con firmeza pero con suavidad, el pene mueve la vagina en toda su extensión, con movimientos bien amplios, lo más amplios posibles, de pared a pared, de lado a lado, de arriba a abajo y viceversa, o en círculos (como el hombre entienda según la sensación en su pene). Es necesario hacer énfasis en abrir el fondo.

El hombre también debe insertar pausas entre un movimiento y otro siempre que sienta que sean necesarias para que no ocurra congestión emocional o psíquica en la pareja. Los movimientos del Masaje Vaginal no deben hacerse mecánicamente, sino sintiendo todo lo que pasa en los genitales, en el cuerpo y en la conciencia. En algunos momentos, también el hombre puede permanecer en reposo, mientras ambos amantes dialogan sobre las sensaciones que experimentan, o sobre lo que necesiten dialogar.

Sexo tantrico

­

Alguna luz y ojos abiertos durante el Masaje Vaginal

Es conveniente tener alguna luz en la habitación donde se hace el Masaje Vaginal, ya sea que se trate de luz indirecta, tenue, fuerte, natural, o como se desee. Lo importante es que la habitación no esté totalmente a oscuras. También es bueno mantener los ojos abiertos la mayor parte del tiempo. Que los amantes mantengan los ojos abiertos y se miren durante el Masaje Vaginal, es algo que ayuda a disfrutar de la presencia mutua. En cambio, mantener los ojos cerrados casi todo el tiempo —como suelen hacer las parejas durante el sexo habitual—, genera aislamiento y ego.

Algo que ayudará mucho es que el hombre mantenga alejada la excitación sexual, y que la mujer se mantenga relajada, recostada y pasiva —aunque si se presenta excitación sexual en el caso de ella no es ningún problema. En todo caso es mejor enfocar el ejercicio como un masaje cualquiera en frío, y no tanto como un acto sexual, a pesar de que el pene esté trabajando dentro de la vagina. Esto favorece la efectividad del Masaje Vaginal, mientras que la excitación masculina conectaría con la persecución de la eyaculación, e impediría la comunicación profunda entre los genitales.

masaje vaginal

­

Cuándo y con qué frecuencia hacer este Masaje Vaginal

La pareja debiera intentar permanecer haciendo el Masaje Vaginal al menos de 10 a 15 minutos, pues si no, no tendrán tiempo de percibir sus buenos efectos. Lo mejor sería que se lo tomaran con calma, se olvidaran del tiempo, y estuvieran un buen rato haciendo el masaje. El propio ejercicio irá disipando la habitual prisa sexual —sobre todo en el hombre—, y posibilitará que la pareja disfrute del sexo durante más tiempo.

Como todo masaje profundo, el Masaje Vaginal actúa no sólo sobre las tensiones físicas sino también sobre las psíquicas. Esto significa que, mientras lo hacen, las sensaciones pueden oscilar entre el bienestar de la liberación, y la incomodidad que provocan las tensiones que todavía no han sido liberadas. Cuando ocurre esta ambivalencia, significa que el ejercicio está siendo efectivo, que está llegando muy profundo y que la pareja está sanando la base de su relación, resolviendo la raíz de todo problema. Para obtener los mejores resultados es necesario perseverar.

controlar la eyaculación con la mente

­

Atravesando una cortina de emociones negativas

En ocasiones durante el Masaje Vaginal emerge como una cortina de emociones negativas, que provocan que los amantes se sientan como separados en sentido espiritual. Esto puede ocurrirles a ambos, pero especialmente a la mujer. Estas emociones negativas son los residuos del desamor y el sufrimiento del pasado, y no hay por qué asumirlas como conflictos del presente. Son «emociones virtuales», que pueden parecer reales pero no lo son.

La clave para superar estas emociones negativas es seguir haciendo el Masaje Vaginal de manera práctica, y en ningún momento proyectarlas en el presente como si fueran una situación actual. Así pues, hay dos cosas importantes con las emociones negativas durante el Masaje Vaginal y durante cualquier acto sexual profundo:

  1. Las emociones negativas no se deben reprimir, porque eso reprime también el placer y el amor. Se debe permitir que emerjan libremente de forma natural.
  2. Las emociones negativas no se deben aferrar, porque si quien las está sintiendo las aferra, se pueden proyectar en el presente como una situación actual.

Esto significa que a las emociones negativas hay que permitirles que emerjan libremente, pero que sigan su camino natural, que es irse, tal vez para siempre. Es una actitud semejante a lo que se hace durante la meditación, según una conocida imagen oriental: «Soy una montaña, y las emociones negativas son como nubes que llegan y siguen de largo, sin que yo haga nada para que se queden».

No obstante, a veces la situación puede no ser tan fácil de manejar. Si en algún momento la pareja, especialmente el hombre mientras hace el Masaje Vaginal, siente que las emociones negativas en la mujer son demasiado fuertes como para poder manejarlas, en ese instante se puede insertar una pausa en el Masaje Vaginal, y seguir haciéndolo después.

Ni el hombre ni la mujer deben asumir las emociones negativas como algo personal. Son sólo parte del proceso de liberación, y es mejor tomarlas con calma, con «espíritu deportivo». No hay que resistirse a que salgan, hay que tener la intención de que sigan de largo, pero no hay que meterles fuerza para que se vayan. Sólo hay que seguir usando, con eficacia y sentido práctico, la herramienta que es el Masaje vaginal.

Como siempre hemos dicho, el sexo no es sólo placer y orgasmos: es también emancipación verdadera e iluminación, con todos los deleites y retos que implica el sexo profundo. El acto sexual es una poderosa herramienta para liberarse del desamor y de todos los residuos que el sufrimiento ha dejado en nuestro interior. Pues bien, a esto añadimos ahora que el Masaje Vaginal, por sencillo que parezca, es una de las claves principales para realizar esta emancipación a través del gozo sexual.

En nuestra página de Amor Sexual en Facebook podrás encontrar otros artículos de interés para ti, y también en nuestros libros.

­

Mejora tu vida sexual con nuestros ebooks:

  • ¡Oferta!

    10 ejercicios para aprender a controlar la eyaculación

    El precio original era: $81.74.El precio actual es: $40.87.
    • USD: 11.00$
    • EUR: € 10.10
    • GBP: £8.67
    • MXN: $183.40
    • ARS: $9,740.50
    • CLP: $9,930.03
    • COP: $42,008.23
    • UYU: $425.05
    • BOB: $75.35
    • BRL: $56.53
    • CRC: $5,565.01
    • CUP: $264.00
    • DOP: $638.99
    • GTQ: $85.40
    • HNL: $271.33
    • NIO: $402.87
    • PAB: $11.00
    • PYG: $82,562.15
    • SVC: $96.25
    • VES: $401.54
  • ¡Oferta!

    Orgasmos múltiples: Una lluvia de estrellas

    El precio original era: $55.73.El precio actual es: $37.15.
    • USD: 10.00$
    • EUR: € 9.19
    • GBP: £7.88
    • MXN: $166.73
    • ARS: $8,855.00
    • CLP: $9,027.30
    • COP: $38,189.30
    • UYU: $386.41
    • BOB: $68.50
    • BRL: $51.39
    • CRC: $5,059.10
    • CUP: $240.00
    • DOP: $580.90
    • GTQ: $77.64
    • HNL: $246.67
    • NIO: $366.24
    • PAB: $10.00
    • PYG: $75,056.50
    • SVC: $87.50
    • VES: $365.03